¿Qué debo utilizar para controlar mi motor: Un arrancador suave o un variador de velocidad?

Mar 11, 2022 10:37:00 AM

¿Qué debo utilizar para controlar mi motor: Un arrancador suave o un variador de velocidad?En la industria se estima que los motores eléctricos consumen aproximadamente la mitad de la energía eléctrica utilizada. 

Teniendo una cifra tan grande de consumo se vuelve de suma importancia priorizar la eficiencia de los motores eléctricos, y como bien sabemos la eficiencia en ellos no solo depende únicamente del motor, si no también de su control.

En este blog te hablaremos sobre qué son los arrancadores suaves, los variadores, sus diferencias y en qué casos se debe utilizar cada uno de ellos.

 

Contenidos de este artículo de blog:

¿Qué es un arrancador suave?
¿Qué es un variador de velocidad?
Arrancador suave vs Variador de velocidad
Arrancadores suaves
Variadores de velocidad

 

¿Qué es un arrancador suave?

Un arrancador suave es un dispositivo de control de motores trifásico que ayuda a arrancar y parar el motor. Los arrancadores suaves, a diferencia de los arrancadores a tensión plena, controlan el arranque y el paro de motor contribuyendo a un mayor ahorro de energía. Esto los ayuda a suministrar el voltaje de forma paulatina.

En pocas palabras, el arrancador suave permite arrancar y parar el motor de forma gradual mediante la limitación del voltaje.

 

¿Qué es un variador de velocidad?

Un variador de velocidad es un dispositivo de control de motores que permite controlar el arranque durante el paro, pero también durante todo el proceso de funcionamiento del motor. 

Estos equipos controlan el motor mediante la variación de frecuencia, permitiendo regular el arranque, el paro y la aceleración, además de poder cambiar el sentido de giro del motor durante su funcionamiento. 

 

Arrancador suave vs Variador de velocidad

Para saber cuándo usar uno u otro debemos tener siempre en cuenta la aplicación, esto será lo que nos indicará cuál equipo es el ideal.

Los arrancadores suaves en general suelen ser más pequeños que los variadores de velocidad y a su vez inicialmente menos costosos, lo que se ve reflejado sobre todo en aplicaciones con altas potencias. 

En el costo influye directamente que los variadores cuentan con más electrónica para conseguir la variación de velocidad y esto impacta en el precio de dichos equipos.

Sin embargo, los variadores de velocidad en las aplicaciones correctas pueden proporcionar ahorros de energía bastante significativos ofreciendo grandes ventajas económicas al usuario final. Además, los variadores ofrecen un control constante en toda la gama de velocidad del motor, y no únicamente en el arranque y paro del mismo.

Aplicaciones de los arrancadores suaves y variadores de velocidad

 

Arrancadores suaves

Los arrancadores suaves se utilizan principalmente en aplicaciones donde se requiere una rampa de velocidad y regulación de par únicamente en el arranque y paro del motor, o cuando necesitamos evitar picos de par al arranque del mismo. 

Por ejemplo: en transportadores, transmisiones por correa, trenes de engranajes y acoplamientos.

 

Variadores de velocidad

Los variadores de velocidad son ideales en aplicaciones que requieran un control de velocidad en todo el rango de velocidad del motor, ya que pueden reducir o incrementar la potencia según lo dicte la aplicación. Esto los hace ideales para un equipo que se utilice en varios procesos.

Por ejemplo, en el uso de ventiladores para mantener la planta a distintas temperaturas dependiendo de los procesos, se requiere una velocidad variable en el ventilador para llegar a dichas condiciones óptimas en el ambiente. En este caso, el variador de velocidad representa grandes ahorros de energía a comparación de un arrancador a tensión plena o un arrancador suave.

 

Te invitamos a agendar una consultoría con nuestros asesores especializados para conocer más sobre esta solución. 

 

Agendar consultoría técnica landing

Topics: Rockwell Automation, Distribucion y Potencia, Arranque y proteccion de motores, Control inteligente