Cómo el Edge Computing transformará todo el entorno industrial

Jun 3, 2022 11:05:00 AM

Cómo el Edge Computing transformará todo el entorno industrialEn 2025 se generarán 175 zettabytes (o 175 billones de gigabytes) de datos en todo el mundo. Los dispositivos Edge crearán más de 90 zettabytes de este total de datos.

Conoce qué es el Edge Computing y cómo cambiará el entorno industrial por completo.

 

Contenidos de este artículo:
¿Qué es el Edge Computing?
Ventajas de Edge Computing para IoT

 

¿Qué es el Edge Computing?

El Edge Computing es un modelo de computación distribuida en el que las operaciones tienen lugar cerca de la ubicación física donde se recopilan y analizan los datos, en la periferia, en vez de llevarse a cabo en un servidor centralizado o en la nube (el cloud). Esta infraestructura nueva consta de sensores para recopilar datos y de servidores periféricos (en el Edge) a fin de procesar los datos de manera segura, en tiempo real y en el sitio, mientras también conecta otros dispositivos como portátiles y teléfonos inteligentes a la red.

Es un tema muy interesante porque ofrece al sector empresarial e industrial nuevas y mejores formas de maximizar la eficiencia operativa, optimizar el rendimiento y seguridad, automatizar todos los procesos comerciales centrales y garantizar una disponibilidad “always on”. Es un método líder para alcanzar la transformación digital de sus procesos empresariales.

IoT está evolucionando la forma en la que las organizaciones crean, recaban y analizan datos, pues extiende los límites de dispositivos industriales, máquinas, controladores y sensores. Edge Computing y la analítica se ubican cerca de máquinas y fuentes de datos, haciendo posible que la información se genere más rápido y en volúmenes nunca antes vistos. 



Ventajas de Edge Computing para IoT

Son tres las formas en las que las implementaciones de IoT pueden beneficiarse de Edge Computing: 

 

1.- Reducir la Latencia en la Red

La latencia se refiere a la cantidad de tiempo entre el momento en que un sensor IoT comienza a enviar datos, y el momento en que se efectúa una acción detonada por dichos datos. Los factores que impactan la latencia de red son: el retraso en la propagación a través de medios físicos de la misma; la cantidad de tiempo que se requiere para rutear los datos a través de los equipos de red (switches, ruteadores, servidores, etc.), y el lapso de tiempo requerido para procesar los datos. 

Digamos que la distancia entre un sensor IoT y el centro de datos que necesita procesar la información es de 3,700 kilómetros (2,300 millas) de distancia. Prácticamente es la misma distancia que separa a México de Colombia. La velocidad de la luz en la fibra monomodo que comúnmente se utiliza, es de 4.9 μs/km, por lo que el retraso por viaje de ida y vuelta sería de 36ms. 

Al adoptar el Edge Computing y al ubicar los recursos de procesamiento y almacenamiento en Cleveland, el retraso por viaje de ida y vuelta sería casi imperceptible. Adicionalmente, los datos recorrerían menos rutas puesto que no tendrían que atravesar el país, además la posibilidad de que se corrompan paquetes de datos se reduce enormemente. 

 

2.- Menor Variación por Retardos en la Red (Jitter) 

El “Jitter” o variación por retardo en una red es la variación de latencia conforme el tiempo transcurre. Así, puede haber algunas aplicaciones IoT en tiempo real que no toleren dichas variaciones en la red, si es que éstas provocan latencia que se alarga lo suficiente como para evitar que el sistema actúe en el marco de tiempo requerido. 

Las aplicaciones que funcionan en la nube aportan “Jitter” en forma inherente. A nivel centro de datos, los recursos que se requieran en una aplicación IoT pueden trasladarse de un servidor a otro, lo que cambiará su latencia. Asimismo, al momento de trasladar las aplicaciones, dejan de estar accesibles. A nivel macro, las aplicaciones podrían desplazarse entre los centros de datos propiedad del proveedor; esto impactaría la latencia, provocando “Jitter”, o variaciones por retardo.

Edge Computing ofrece menor variación por retardo (o un Jitter reducido), debido a que los recursos de cómputo y almacenamiento se encuentran en una ubicación fija y no se desplazan, y si llegan a desplazarse, es para colocarlos en una plataforma muy cercana a su ubicación original. 

Adicionalmente, la red por lo general sigue una ruta fija, lo cual implica que la latencia se vuelva repetible. Otro problema que surge con la nube, es que el acceso se haga vía internet, el cual ya en sí tiene variación “Jitter” de retardo. El internet se diseñó para ser resiliente: éste ruteará los paquetes de datos de forma automática, evitando pasar a través de enlaces de red caídos, o de ruteadores no disponibles. Podemos enviar dos paquetes en forma consecutiva por internet, y ambos podrían tomar dos caminos diferentes. De hecho, podría ser que el segundo paquete llegue primero.

 

3.- Mejora la Seguridad 

Edge Computing ofrece la oportunidad de brindar entornos más seguros, sin importar cómo se implemente: a través de “co-location”, o con equipo propio. Las instalaciones en “co-location” son más seguras desde el punto de vista físico. Si uno es el propietario del equipo de Edge Computing, éste podrá quedar ubicado en la fábrica misma donde se encuentran los sensores IoT, o en una planta propiedad de otra empresa. 

“IoT está evolucionando la forma en la que las organizaciones industriales generan, recaban y analizan datos, conforme IoT se extiende para llegar a los dispositivos industriales, máquinas, controladores y sensores. El Edge Computing y la analítica se ubican más cerca de máquinas y de fuentes de datos, lo que permite generar información más rápido y en mayor volumen, como nunca antes”, según comenta Craig Resnik, Vice-presidente del Grupo ARC. 

“Además de brindar control, estos dispositivos en “The Edge” recaban, agregan y filtran datos en formas más seguras y confiables, aprovechando la proximidad de los procesos industriales y de los recursos de producción. Estos datos son analizados mediante poderosas herramientas de análisis, con la capacidad de detectar anomalías en tiempo real y de hacer sonar alarmas para que los operadores actúen en forma adecuada. Conforme el IoT y la digitalización de los sistemas industriales avanzan, también avanza el análisis, la capacidad de tomar decisiones y el control que se distribuye físicamente entre dispositivos en la red, en la nube y en los sistemas conectados, como se requiera.”

 

Si deseas saber más sobre cómo se debe implementar el Edge Computing en tu empresa, contáctanos aquí y con gusto podemos asesorarte.



Agendar consultoría técnica landing

Topics: Software y Visualizacion, Computadoras y Servidores Industriales