Retos del lavado sanitario para la industria alimenticia

Mar 11, 2019 10:59:57 AM

Retos del lavado sanitario para la industria alimenticiaUno de los más grandes retos en la industria de alimenticia es el de lidiar con las secuelas indeseables del lavado sanitario a presión, el cual, al ser llevado a cabo sin las precauciones necesarias, puede generar graves efectos secundarios.


Los equipos que albergan los gabinetes, en términos de sanidad y agua filtrada al interior, entrañan el gran reto de elegir las soluciones adecuadas para prevenir problemas en la producción.


Es por esto que en esta ocasión queremos hablarte sobre los grandes retos a los que esta industria se enfrenta a diario y sus causas más frecuentes.

 

Contenidos de este artículo:

#1 Contaminación en productos
#2 Presencia de agua filtrada
#3 Fuerzas térmicas
#4 Fuerzas Mecánicas



#1 Contaminación en productos

Mantener una adecuada higiene en el ambiente y los procesos productivos es vital para los productores de alimentos y bebidas. Por lo que eliminar todos los desechos y residuos de los sistemas y controles de procesamiento es un factor clave.


Los lavados diarios a profundidad son críticos para asegurar la limpieza y la calidad del producto en el área de producción. Un lavado incompleto puede provocar la contaminación de productos por moho o bacterias, lo que puede desembocar en:

  • Paros y retrasos en la producción
  • Pérdidas de productividad
  • Disminución de ventas
  • Retiro de productos del mercado
  • Juicios y multas
  • Deterioro de la reputación de la marca y disminución de su valor

Otro factor crítico es la necesidad de que los líquidos escurran por completo. Por lo que las superficies planas y ocultas de un gabinete con diseño típico rectangular resultan complicadas de asear. Esto se torna especialmente difícil en los sistemas de control y electrónicos de gran cuidado.



#2 Presencia de agua filtrada

Los equipos eléctricos / electrónicos y sus componentes suelen estar alojados en un gabinete eléctrico especialmente diseñado para protegerlos del ambiente externo. Sin embargo, esto no resulta infalible al 100% por lo que los equipos aún se encuentran expuestos a la entrada de agua y humedad por diversas razones.


Una vez dentro del gabinete el agua puede acumularse desde pequeñas gotas hasta grandes charcos en la base del gabinete, por lo que solemos emplear una amplia variedad de métodos para eliminar la condensación y quitar la humedad en la medida de lo posible. Sin embargo las pequeñas cantidades de humedad que permanecen en el interior del gabinete son capaces de generar importantes y costosos daños en los componentes, reducir la vida útil del ciclo y afectar por completo el desempeño del sistema completo.


La corrosión es una consecuencia directa de la presencia de agua en el interior de los gabinetes, la cual puede producir los siguientes problemas en dispositivos eléctricos y electrónicos:

  • Incremento de la resistencia eléctrica
  • Mayor generación de calor
  • Formación de óxido en componentes eléctricos indispensables
  • Mayores riesgos de cortocircuitos
  • Incidentes peligrosos con explosiones y chispas
  • Reducción e inconsistencias en el desempeño de los componentes

Para obtener un óptimo desempeño y alargar la vida útil de los componentes es necesario tener en cuenta las precauciones necesarias para prevenir que la humedad se forme y produzca condensación.



#3 Fuerzas térmicas

La diferencia de temperatura entre el gabinete y el ambiente del área de procesamiento puede generar condensación al final del día cuando se apaga el

equipo y los sistemas al interior del gabinete comienzan su enfriamiento, condensando la humedad existente en el aire.


Una vez que el lavado comienza, aparece nuevamente la humedad adicional y calienta nuevamente el gabinete, el cual se vuelve a enfriar posteriormente, produciendo más condensación.


Los tubos conductores de las áreas calientes penetran por la pared o el techo de un área fría de procesamiento y hacen que la humedad del aire se condense dentro del tubo. Por lo que si el gabinete se encuentra en el punto más bajo de la zona de procesamiento y no se encuentra sellado correctamente, la humedad puede afectarle.



#4 Fuerzas Mecánicas

Durante el lavado a presión el agua entra al gabinete por aquellos espacios que no se encuentran sellados apropiadamente y las variaciones de temperatura dentro y fuera del gabinete puede producir diferenciales de presión dentro del mismo. Dichas fuerzas permiten la entrada de agua en el gabinete hasta que la fuente se extinga o cuando la presión dentro de él se nivele con la del aire al exterior.


En las áreas húmedas de producción, la humedad entra al gabinete cuando la puerta se abre. Como los componentes internos generan calor dentro del mueble, el aire caliente del interior atrae la humedad que contiene el aire frío del exterior.


La condensación se forma cuando las superficies del gabinete se enfrían y llegan al punto de condensación después de apagar las líneas de producción. La mejor

forma de evitar estos eventos dañinos es utilizando un dispositivo que se deshaga de la condensación, tanto del gabinete como de los componentes alojados en el mismo. Sin embargo, encontrar una solución efectiva y costeable no suele ser sencillo.



Tener el conocimiento de por qué ocurren los problemas de humedad nos da una mejor idea de cómo resolverlos, Hoffman es una marca experta y cuenta con numerosas soluciones ventilación y climatización industrial. Acércate a nuestros asesores para ayudarte a elegir la solución más adecuada para tu aplicación y entorno.

 

Descargar Ebook - Hoffman

Topics: Hoffman