Mejores prácticas en calibración de temperatura

Feb 5, 2019 3:06:16 PM

Mejores prácticas en calibración de temperaturaEn este artículo queremos compartirte algunas mejores prácticas en la calibración en temperatura para tus revisiones en campo.

 

Contenidos de este artículo:

1. Pruebas en un circuito de 4 a 20 mA
2. Verificación de termómetros portátiles
3. Calibración de sensores de temperatura en el campo



1. Pruebas en un circuito de 4 a 20 mA

La verificación de circuitos de 4 a 20 mA es un paso vital en la calibración de temperatura, el proceso completo incluye la prueba de:


  • La salida del transmisor, el cableado y la entrada al sistema de control
  • La tarjeta del sistema de control y el cableado de retorno al transmisor

Aunque esta instrumentación suele ser de 24V y considerarse como tecnología de baja tensión, esto no quiere decir que los técnicos no necesitan tener ciertas precauciones de seguridad básica. Es preferible nunca asumir que hay una baja tensión y siempre tener las mismas precauciones que se tendría al trabajar con circuitos eléctricos de alta potencia.


Las herramientas de calibración de temperatura portátiles, como los modelos 721 y  754 de Fluke, permiten realizar la calibración de los dispositivos de instrumentación de temperatura en el sitio, sin necesidad de extraerlos del proceso. El modelo 754 incluso permite dar servicio a los transmisores "inteligentes" HART con una fuente de precisión analógica, probar las comunicaciones digitales y medir la capacidad.


Anteriormente, la realización de esto con un elemento HART necesitaba emplear 2 herramientas independientes, un comunicador y un calibrador. En cambio, los calibradores multifunción permiten probar dispositivos de presión, lo cual reduce de forma significativa la cantidad de herramientas necesaria y hasta ayuda a reducir la capacitación en distintos dispositivos.

 

Conoce mas productos Fluke. 

Descarga nuestro [ Catálogo Fluke ]



2. Verificación de termómetros portátiles

Suele usarse frecuentemente termómetros portátiles para garantizar la calidad de los controles de temperatura. Recomendamos esta práctica al verificar el termómetro portátil (electrónico o que contenga líquido), comparándolo con una referencia exacta antes de iniciar las inspecciones en el sitio.


Lo ideal es que el termómetro compruebe la medición de temperatura esperada con la mayor exactitud posible en casos como la temperatura esperada del gas en un conducto.


Los termómetros electrónicos personales (PET) pueden ser revisados en la práctica con un pozo seco portátil que permita ajustar la temperatura esperada y se inserte el termómetro para verificar la lectura.


Los termómetros también pueden ser controlados desde un laboratorio, una oficina o hasta un cobertizo con un calibrador de bloque seco o microbaño.


Los bloques secos no son la mejor opción para los termómetros de vidrio que contienen líquido, por lo que la verificación de la precisión debe hacerse con un baño de líquido a temperatura constante, como el modelo 6330 de Fluke Calibration.


Si el margen de error de un termómetro que contiene líquido es grande, lo mejor es reemplazarlo por uno nuevo. En caso de necesitar hacer la medición de todos modos al momento, el usuario puede escribir una tabla de corrección y ajustar la lectura de acuerdo a ella.


Algunos termómetros electrónicos pueden ser recalibrados si las lecturas son erróneas, pero otros si necesitan un reemplazo definitivo para prevenir lecturas erróneas.



3. Calibración de sensores de temperatura en el campo

Los sensores de temperatura requieren calibrarse para asegurar la calidad del producto, estar en cumplimiento con los requisitos de seguridad y mantener el flujo adecuado. Debiendo tomar en cuenta la degradación de los sensores, ya que pueden estar expuestos a ciclos de temperatura y vibraciones durante los ensayos.


Los costos derivados de no calibrar la temperatura de los equipos puede llegar a ser sumamente elevado, resultando en productos de menor calidad, tiempos de inactividad imprevistos en equipos, multas y hasta accidentes potencialmente mortales, con las consecuencias legales que esto implica para la organización.


La clase de sensor utilizada depende frecientemente de los requisitos de precisión. Por ejemplo, los RTD y los termómetros de resistencia de platino (PRT) se utilizan cuando es vital contar con un alto grado de precisión. Los termopares son económicos y se pueden utilizarse en rangos de temperatura más amplios, aunque siendo menos precisos que los PRT o RTD.


Ya sea que se trate de un TC, un PRT o un RTD, probar tus sensores es un paso vital durante la calibración de temperaturas en un circuito:


  • Realizar la prueba del sensor y el transmisor en conjunto para verificar las conexiones electrónicas de ambos.
  • Una prueba del sistema de control de entrada.



Esperamos que este artículo te sea de utilidad para sacar el máximo provecho de tus herramientas Fluke. Realiza excelentes mediciones en campo y cuenta con datos precisos que te ayuden a ser más eficiente.

 

Descargar Ebook - Fluke

Topics: Fluke